Ceremonias

Rebecca & Álvaro

  • Fecha Enlace02 Septiembre 2017

Rebecca, directora de una conocida firma de ropa y perfume. Álvaro, socio en una gran multinacional, el destino les unió en una fiesta y desde ese día no han dejado de mimarse el uno al otro. Rebecca tuvo varias dudas acerca de su vestido, pero finalmente supo escoger.

Concrétamente se decidió por un modelo de Rosa Clará que le sentaba como anillo al dedo, era evidente…un precioso vestido para una preciosa novia, al igual que todo el tipo de decoración que escogió para su romántica, pero a la vez, con su toque vintage boda que ella siempre deseó. Lo tuvo claro desde el primer momento y todo el estilo por el que se decantó, hizo que se fundiera con el propio entorno, no pudo elegir mejor. Lo cierto es que desde el primer momento Rebecca supo plasmar con gran exactitud todos sus deseos, dato que nos facilitó todo el camino.

Álvaro, a su vez, quiso acompañarle con un traje de Roberto Vicentti, color azúl, con camisa blanca y pajarita color granate. Con algo de nervios, pero siempre manteniendo la templanza ( virtud otrorgada únicamente a los novios) esperaba en la entrada la llegada de Rebecca junto con el resto de de invitados que ya disfrutaban del incomparable entorno.

Después de interminables minutos, por fín hizo su entrada esa bella novia, dirigida hacia esa bella boda y ese novio que de algún modo ansioso esperaba por verla, todo preparado, invitados en su lugar, silencios, murmullos, flashes de cámaras fotográficas, nervios, pero todo pasa inadvertido frente a esa figura que Álvaro espera frente al altar, la mujer de su vida, la persona que hoy abandonará ese lugar haciéndose llamar su esposa.

Cuánto camino recorrido y sin embargo, empezando una nueva etapa de sus vidas, cuánta emoción recoge éste momento, es imposible describir lo que se siente al poder tener la oportunidad de ser partícipe de uno u otro modo, de  éste gran día.

Rebecca eligió como uno de los puntos de decoración que formaron parte de su gran día, la mesa de árbol de huellas y jaula de los deseos, por otra parte estaba el photocall, totalmente personalizado, entre otros de estos puntos se encontaba el de bienvenida, también personalizado y de un estilo totalmente vintage , sin embargo, uno de los puntos que más llamó la atención, no sólo de la novia, sino de gran parte de los invitados, incluidos los fotógrafos fúé la mesa de fumador, se encontraba al lado de la puerta al jardín dentro de la zona de la barra libre .

Otro de los puntos que además de estar acorde con el resto, fué de gran satisfacción para las invitadas fué el de las bailarinas, ese punto dónde las invitadas pueden colgar sus tacones y seguir bailando el resto de la noche con las cómodas bailarinas que, en este caso, Rebecca escogió para la ocasión.

En definitiva, una gran NOVIA para una gran BODA , una enorme y gran satisfacción al saber que todo fué de su agrado.