Cómo todos sabemos, dependiendo de la época del año es más conveniente elegir un tipo de flor u otro, incluso hay varios tipos de flor que, dependiendo de la estación en la que nos encontremos no están disponibles.

Debemos ser conscientes que el ramo de novia dice mucho más de lo que pensamos sobre la novia. Cada persona escoge el tipo de flor en función de su personalidad, colores predilectos de la boda, época del año, etc. Por eso es importante tener en cuenta no sólo las tendencias del momento cómo pueden ser los ramos asimétricos y desefandados estilo silvestre, con diferentes tipos de flor y verde si no también el lugar dónde celebramos nuestro enlace, el vestido de la novia y los colores que predominan en el tipo de decoración escogido.

El amor es la única flor que crece y florece sin la ayuda de las estaciones. Sonríe siempre cómo una flor, con todo tu ser.

Retomando el tema de las estaciones, dependiendo en cual de ella nos encontremos será más conveniente elegir uno u otro tipo de flor aunque también contamos con varios tipo de flor durante todo el año de Enero a Diciembre, entre ellas se encuentran por ejemplo la Rosa, Lirio asiático, Tulipán, Iris, Hortensia o Clavel. Ahora nos centraremos en la flores llamadas de primavera porque florecen entre los mese de Marzo y Mayo como por ejemplo la Azalea, Jazmín, Girasol, Narciso, Rosa banksiana o Corona de novia. En cuanto a los meses de verano son así conocidas las que florece entre los meses de Junio y Agosto, entre las más destacadas se encuentran la Dalia, Guisante de olor, Nardo, Verónica, Agapanthus o la Paeoniaceae. Las conocidas como flores de otoño florecen entre los meses de Septiembre y Noviembre entre las más destacadas se encuentran Brezo, Lila, Aster, Consolida, Dianthus y Bouvardia. La última de las épocas del año es el invierno y en este caso florecen entre los meses de Diciembre y Febrero, veamos cuales son Amaryllis, Ranunculus, Fritillaria, Flor de cera, Leptospermun y Anemone entre otras.

Ésta pequeña introducción sobre los diferentes tipos de flor nos será de gran ayuda a la hora de decidirnos por algún tipo en concreto. Es importante conocer también los diferentes tipos de ramo que existen y tener en cuenta a la hora de su elección detalles importantes cómo el traje de la novia, lo ideal es que el ramo armonice con éste, o la estatura de la novia para la cual hay un ramo indicado.

Tenemos el ramo tipo bouquet, suelen ser los más demandados ya que son fáciles de manejar, suelen medir entre 20 o 30 cm de diámetro y se distinguen por su forma redondeada y van genial con cualquier vestido de novia corte princesa. Ramo domo, bonché o posy se caracterizan por su tamaño medio, se distingue porque sus tallos son más largos y éstos se sujetan con una cinta de encaje además de usar para atar la cinta un broche o camafeo, para los vestidos que mejor van son los cortos.

Ramo silvestre, ideales para novias sencillas pero con estilo suelen ser bastante económicos debido al tipo de flor con el que se elaboran al igual que llevan bastante follaje y se distinguen porque son los que marcan tendencia en estos momentos, ideales para conjuntar con vestidos sencillos, de tela caída y estilo boho-chic. Hablemos del ya conocido ramo en cascada, éste tipo de ramo estaba un poco de modé, sin embargo vuelve a verse nuevamente, su característica principal es su  caída en forma de cascada y suele, a su vez estilizar bastante la figura, es recomendable para vestidos con mucha cola y de gran volumen.

Ramo de presentación, este tipo de ramo destaca por sus largos tallos, la novia suele lucirlo reposado en el antebrazo a modo de presentación a sus invitados, se ve ideal con vestidos tipo vintage y con mucho estilo y cómo no, con un toque clásico. Otro ramo al que podemos hacer referencia es el ramo de tallo largo, sus tallos son bastante más alargados que los ramos bonché, suelen usarse para bodas al aire libre y son ideales para novias de talle alto. Y por último hagamos referencia al ramo asimétrico, la apariencia de éste tipo de ramos no adopta ninguna forma definida, sin embargo la elaboración está muy pensada para llegar a conseguir ese desorden final, combina a la perfección con vestidos de novia con mucha caída.

Y no me gustaría terminar este post sin antes hablaros del significado del color de las flores, en este caso nos referiremos especialmente a la rosa, flor ideal que cuenta con diversos colores  y disponible en cualquier época del año. Comencemos por la rosa blanca, simboliza la pureza y la inocencia. La rosa blanca suele ser la más elegida por las novias para la confección de sus ramos, el blanco simboliza perpetuidad, algo que dura para toda la vida, la rosa blanca, al igual que la roja está relacionada con el amor aunque de un modo limpio y puro. Lucir un ramo de rosas blancas el día de la boda significa que se espera construir un futuro común y duradero. Rosa rosa, es la que expresa mayor número de sentimientos, alaban la simpatía y franqueza, las rosas de este color simbolizan la ausencia de maldad, de doble intención, manifiestan aprecio, cordialidad, actitud positiva y belleza. La intensidad de éstos sentimientos varía en función de la mayor o menos colocación de la rosa y mientras más intenso sea el color, más intensos serán los sentimientos expresados.

Rosa roja, si hay algo que refleje el sentimiento de amor, es la rosa roja, es el símbolo por excelencia del amor, de los enamorados, de la pasión, del fuego…..También simbolizan la admiración y respeto. Hablemos de la rosa amarilla, este es el color de la amistad, de la adolescencia, son ideales para celebrar fiestas y cumpleaños pero, a su vez es el color de los supersticiosos ¡cuidado! Rosa naranja, representa la alegría, la satisfacción por el éxito conseguido aunque también es un color que indica precaución. Rosa azúl, armonía, confianza, afecto…..simbolizan el color del cielo por lo que transmiten sentimientos relajantes, liberadores, tranquilizantes. Logran crear un auténtico ambiente de paz. Y por último hagamos referencia a la rosa verde, tiene un significado acorde a lo que simboliza el color. El verde siempre ha sido símbolo de esperanza y de equilibrio entre cuerpo y mente, es muy indicada en el comienzo de un nuevo proyecto.